globo animado

Especial verano : Protección solar

Viene de Especial verano 1: el sol.

Fotoprotección

En resumen hemos llegado a la conclusión de que el sol puede ser dañino y que lo es especialmente en los niños ya que como hemos dicho antes, se calcula que hasta el 80% del daño producido por el sol ocurre entre la infancia y la adolescencia. Ahora deberemos repasar qué mecanismos de protección existen y cómo utilizarlos.

 

Endógenos:

  • Al hablar de mecanismos de protección frente a sol, primero debemos mencionar los propios del individuo, es decir, los que traemos de serie para protegernos.
  • Esto es el grosor de la piel, las moléculas antioxidantes que liberamos, la capacidad reparadora del ADN dañado (el que pone el brazo nuevo), y la melanina, eso que hace que nos bronceemos y nos protege de la radiación absorbiéndola directamente e impidiendo (como si de un escudo se tratase) que dañe nuestras células.
  • Esta capacidad nos viene dada, no la puedo modificar.
  • Se sabe que los neonatos tienen menor capacidad de síntesis de melanina y por tanto menor posibilidad de hacer su escudo frente al sol. 

Exógenos:

  • Los segundos mecanismos de protección son exógenos; YO me protejo valiéndome de otros instrumentos (cremas solares, ropa, sombra…)
  • Estos sí son modificables y por tanto es sobre estos sobre los que debemos incidir, aprender a entender cómo actúan y elegir en cada momento los más adecuados.

 

Fotoprotección exógena


Conductas fotoprotectoras:

Evitar el sol de 11-16h y usar las sombras.

 

Barreras físicas:

  • Utilizar gorros ropas fotoprotectoras, gafas de sol.
  • Existen ropas especiales para protegernos de la radiación las cuales en su etiqueta especifican el factor de protección solar (por ejemplo en decathlon podéis encontrar diferentes modelos de estas prendas)

*Decathlon no me paga ni me regala ná, ni quiero, otra cosa sería que la publicidad fuese de una tienda de jamones… ahí si reclamaría mi premio*


Cremas fotoproprotectoras:

Primero decir que por debajo de 6 meses no encontraréis ningún fotoprotector aprobado; ¿Por qué? porque estos niños no deberían exponerse al sol y porque la piel de los bebés absorbe en mayor medida que la del niño mayor por lo que se teme a los posibles efectos adversos que tenga l absorción de los químicos del protector. Entonces, hablemos de los niños por encima de los 6 meses.

  • Fotoportectores químicos u orgánicos: contienen sustancias que absorben radiación UVB o UVA aunque lo ideal es que absorban ambas (tinosorb M y tinosorb S). Estos son cómodos de usar porque suelen ser agradables al tacto, fluidos y transparentes. Como contrapartida tienen mayor riesgo de reacciones pro contactos, esto es de que me salga una «reacción» por aplicar la crema. Como sabemos la piel del niño pequeño es muy reactiva y eso hace más probable este tipo de reacciones.
  • Fotoprotectores físicos o inorgánicos o pantallas minerales: Absorben y dispersan la radiación UV, la luz visible y los infrarrojos. Contiene minerales como el zinc, titanio, hierro.. que bloquean la radiación. Son muy seguros, muy poco sensibilizantes (raro que den «reacciones» en la piel) pues no se absorben si no que permanecen en la superficie. Como contrapartida, son muy espesotes, tipo niño enyesado.
  • Fotoprotectores sistémicos que se administran por vía oral. Teóricamente, tienen como ventajas la protección de la totalidad de la piel. Los estudios aportan conclusiones contradictorias en cuanto a su utilidad y no hay estudios de eficacia en niños.
  • Otras cosas que le echan a los fotoprotectores: aunque lo importante ya esta dicho, los fotoprotectores a menudo incorporan otras sustancias como por ejemplo los antioxidantes (Vitamina C y E, carotenoides, polifenoles de té verde…) estos elimina sustancias dañinas que el fotoprotector no logró frenar en superficie, la combinación de antioxidantes más filtros fñisicos parece dser más efectiva que la del filtro solo. Luego están los excipientes, esto es, cosas con los que mezclo las sustancias activas que realmente sirven para hacer al productor agradable, que huela bien…

¿Qué es el factor de fotoprotección, FPS?

Es el número que se usa para clasificar la “potencia” de los filtros solares.

Este número nos dice cuantas veces más tiempo necesita la radiación solar para causar el enrojecimiento en la piel con respecto al que hace falta sin el fotoprotector.

Por ejemplo, una crema con un FPS de 10, quiere decir que si una persona tarda 5 minutos de exposición al sol para que su piel se ponga roja, si se aplica la crema con FPS 10 tendrán que pasar 50 minutos (5 minutos x 10 del FPS) de exposición solar para se produzca el mismo enrojecimiento.

 

Niveles de protección de acuerdo al FPS

En Europa se ha creado un sistema que se llama COLIPA. Se trata de una agencia distinta e independiente de la del fabricante del producto que se encarga de medir todos los fotoprotectores.

Con este sistema los filtros se clasifican en:

  • Protección baja: 2-4-6
  • Protección media: 8-10-12
  • Protección alta: 15-20-25
  • Protección muy alta: 30-40-50
  • Protección ultra: 50+

Vale, me he comprado un peasssso de fotoprotector, a 100 leuros el litro… y me quemé… ¿Qué ha pasado?

Pues que habremos hecho un uso incorrecto del producto. ¿Y cómo deben emplearse?

  • Respecto a la cantidad: se recomienda aplicar 2mg/cm2 (y eso qué es; pues más o menos 6 cucharillas de café en un adulto).
  • Además deberemos hacer la primera aplicación 30 min antes de la exposición a sol.
  • Debemos repetir aplicaciones cada 2h o tras actividades físicas intensas que puedan eliminarlo de la piel (nadar, sudar o secarse con toalla).
  • La reaplicación tras la inmersión en agua es necesaria, aunque el filtro sea impermeable o resistente al agua (waterproof o water-resistant). Se define como resistente al agua (water-resistant) cuando el FPS se mantiene después de 40min de inmersión en agua y se define como impermeable (waterproof) cuando es efectivo después de una inmersión de 80min. 

En resumen:

  • En los niños mayores de 6 meses, los fotoprotectores que se usen deben tener un factor minimo de 25 (ideal de 50, sobretodo en menores de 3 años y al inicio del verano)
  • Deben proteger frente a las radiaciones UVA y UVB
  • Idealmente se recomienda los inorgánicos en los más pequeños por su nula absorción
  • Deben ser lo más resistentes posible al agua, al sudor y al frotamiento, y deben tener texturas lo más hidratantes y cosméticas posibles.
  • Hay que aplicarlos generosamente de 15 a 30min antes de la exposición solar y reaplicarlos en las zonas fotoexpuestas de 15 a 30min después de comenzada la exposición solar, y posteriormente cada 2h o al bañarse, al frotarse con la toalla o al sudar excesivamente.… Menudo rollo he soltado…

    *tampoco las cremas que salen me pagan ni regalan jamones, las pongo porque son buenos ejemplos de fotoprotectores y me parecen buenos productos*

Sigue leyendo el especial verano: mosquitos, repelentes tópicos, flotadores.

Compartir:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  Acepto la política de privacidad

Información básica sobre protección de datos

  • Responsable: Marta Garín Montañez
  • Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios
  • Legitimación: Tu consentimiento
  • Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  • Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
  • Contacto: info@dragarinpediatra.com.
  • Información adicional: Más información en nuestra política de privacidad.