globo animado

Especial verano: Mosquitos

Os recuerdo que estamos repasando los éxitos del verano: sol, protectores solares, flotadores y mosquitos.

Hoy me tocan los mosquitos, cómo evitar que nos piquen y qué hacer si nos picaron (os adelanto que la respuesta a esta segunda pregunta es, en principio, y salvo que te haya picado un mosquito velociraptor, NADA)

¿Qué son los mosquitos?

Son insectos, de la familia de los dípteros y evidentemente, esta clasificación sigue con escalones cada vez más específicos que, en realidad, no nos interesan. Es la hembra del mosquito la que nos pica. Necesita esa ingesta proteica previa a la puesta de huevos. Al picarnos nos inyectan sustancias anticoagulantes y son esas sustancias las que producen la inflamación y el picor. La larvas d elso mosquitos se desarrollarán una masa de agua estancada (basta 1 semana de agua estancada y 1 cm de agua). De aquí se desprende que la primera medida antimosquitos es la evitación: evitemos márgenes de ríos, zonas donde haya cerca una piscina mal cuidada…

 

¿Qué ocurre cuando me pica un mosquito?

Libera, como hemos dicho sustancias antcoagulantes que le son ajenas a nesro sistema inmune activándoseuna cascada inflamatoria que provoca una liberación de histamina (que os sonará de los antihistamínicos que usamos en alérgicos, es decir, se pone en marcha la misma cadena que cuando se produce una reacción alérgica).

 

Antimosquitos:Medidas de protección

Tópicos

  • Significa que me los aplico directamente sobre la piel.
  • Son evidentemente los más efectivos ya que constituirán una armadura que encontrará el terrible díptero cuando quiera picarnos. Este sería el ideal siempre.
  • Contras, ninguno de los tópicos es aconsejable usarlo en menores de 2-3 meses, y muchos de ellos, dependiendo del compuesto que lleven, las concentraciones del mismo y su origen “natural o no” no podrán usarse hasta incluso los dos años de vida. Para leer sobre los tópicos pinchad aquí.

 

Ambientales

Pastillas o líquidos que se enchufan, emisores de ultrasonidos, pulverizadores, las famosas pulseras y los recién llegados parches para el cochecito.

  • Pastillas y líquidos que se enchufan (difusores) pueden, en general, usarse en la habitación de los niños ya que lo emplearemos normalmente en las horas de la noche y en habitaciones de dimensiones suficientes como para que el producto no se acumule de forma tóxica. Cuidado con que el niño juegue con estas pastillas o líquidos o los ingiera.

  • Ultrasonidos: dicen tener un radio de acción de 100-800m2 según el aparato que escojas (no he leído artículos fiables sobre su efectividad). Los hacen también portátiles (hay uno marca chicco) para poder llevarlos en el cochecito.

  • Crueles lámparas que los electrocutan, estas no consituyen un peligro para el bebé (aunque da penilla oírlos caer ahí) siempre y cuando se mantengan fuera de su alcance. Su eficaia, no obstabte, es dudosa ya que puedne atreer a más msoquitos la lugar de los que acudirían en condiciones normales, y no todos acabarán fritos.
    Ni que decir tiene que para enchufar lo mejor es que el enchufe esté bien lejos del alcance del bebé, más aún si hablamos de las lámparas fríe mosquitos.

  • Los aersoles (el fli, en mi casa): sirve para cargarte a un bicho de forma instantánea, esto es más bien como disparar directamente al insecto. Suelen contener agentes irritantes y no es recomendable usarlos si el bebé está en la habitación. Si podemos matar al invasor y luego ventilar un poco.Las recomendaciones de uso de estos productos son:

1. No usar directamente sobre alimentos o recipientes que vayan a contener alimentos.

2. No pulverizar más de 7 segundos.

3. Dejar la habitación cerrada durante 10 minutos.

4. No usar en presencia de animales domésticos o personas.

5. Ventilar después de los 10 minutos.

  • Las famosas pulseras: en su mayoría están hechas de insecticidas “naturales” tipo citrinol. Evidentemente su capacidad de acción es más baja primero porque el principio activo que usan es menos efectivo y segundo porque volvemos a repetir que la armadura lo mejor es ponérsela en todo el cuerpo (repelentes tópicos). Si mi hijo va a estar fuera en zona de mosquitos prefiero sin duda un repelente tópico; si sé que no lo va a usar (es un campamento y nadie va a ponérselo) al menos que lleve su pulsera. O sea, la pulsera es un “además de”, no un “en vez de”.Según la evidencia científica, los repelentes no funcionan a más de cuatro centímetros del punto en el que se aplican… Ahí lo dejo.

  • Los parches del cochecito: suelen tener iguales componentes que las pulseras pero en lugar de ponerlos en la muñeca del bebé lo pegamos en el cochecito. Ni que decir tiene que la eficacia es dudosilla ya que es difícil que creen un campo protector en torno al niño. No es lo que elegiría para estar al aire libre con mi bebé. Casi mejor una mosquitera en el cochecito o un repelente tópico. Ahora que vender… ¡se vende muchísimo!

  • Otra cosa son los parches cutáneos, en estos casos el parche va sobre la piel de niño, lo que hace que su efectividad sea mayor.

De barrera

  • Mosquiteras, ya sea en cunas en forma de dosel o en las ventanas. Cuidado, si elegís las primeras, con que no puedan suponer un riesgo de sofocación para el niño, es decir, que no se caigan sobre el bebé, y que este no pueda envolverse en ellas. Esto sería una gran opción.

 

Compartir:

3 Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  Acepto la política de privacidad

Información básica sobre protección de datos

  • Responsable: Marta Garín Montañez
  • Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios
  • Legitimación: Tu consentimiento
  • Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  • Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
  • Contacto: info@dragarinpediatra.com.
  • Información adicional: Más información en nuestra política de privacidad.