globo animado

Especial verano: Flotadores

Seguimos con el especial verano. Voy a tratar de hablar de los dispositivos de flotación más empleados en los niños para explicaros uno a uno como funcionan, si son los más adecuados o no atendiendo a la edad del bebé y la seguridad.

Tipo rosco:

Estos eran los más vistos cuando yo era bebe. Recuerdo a mi hermano menor de un año dentro un «rosco» en pleno verano.

  • Si analizamos este dispositivo, no parece de entrada muy seguro. Los «roscos» comunes no tienen sistema de sujeción si el niño intenta por ejemplo girarse, probablemente se hunda dentro del hueco del flotador y acabe bajo el agua. Existe además un gran riesgo de vuelco, y de que el bebé quede con la cabeza, de nuevo, bajo el agua.
  • Los nuevos flotadores incorporan dispositivos de sujeción (tipo arnés) que evita que se hunda al girar, pero que sigue sin evitar que pueda voltearse y quedar con la cabeza en el agua.
  • No son muy seguros y se usan hoy en día más bien en tamaño XXL y diseños bien horteras para mientras sujetas un mojito posturear en instagram en modo summer on.
  • ¿En qué edad podría usarse? Pues nunca en un niño que aún no controle bien la sedestación, se requiere un buen control de espalda para mantener el cuerpo fuera del agua; hablamos de unos 8 meses.
  • Este dispositivo no me ayudaría aprender a nadar en ningún caso, no me permite movimiento libre de brazos y pies, y por tanto, sería más un elemento para «relajarme» que para entrenarme en el nado.

Manguitos:

Segundo aliado de mi infancia, este ya cuando éramos más mayores. Se trata de un dispositivo normalmente de plástico hinchable que de pone en ambos brazos.

  • Cuidado con la calidad, hay manguitos muy malísimos, que se pinchan con mirarlos y aún recuerdo las quemaduras que el plástico hacía en los brazos si te pasabas el día con ellos saltando y nadando. Los plásticos más resistentes son vinilo y PVC.Hoy en día existen manguitos de corcho, que no se pinchan, no queman y que tienen un mejor sistema de sujección.
  • No son demasiado seguros ya que es fácil que se salgan si no se colocan de manera adecuada, esto es, justo por debajo del hombro.
  • Cuidado cuando la envergadura del niño es pequeña y puede perderlos a pesar de estar bien inflados y bien colocados.
  • No es le mejor dispositivo para entrenarnos en el nado. Limitan bastante los movimientos de los brazos.
  • Edad: la realidad es que el niño debe andar bien para usar de forma más segura los manguitos. Yo diría mínimo año y medio dos años, si no no podrá mantenerse erguido y tenderá a volcarse hacia atrás o hacia delante.

Burbuja:

También tuve una, rosa fucsia…

  • Este dispositivo suele ser de corcho
  • Nos mantiene en una postura que dificulta o hace imposible los desplazamientos laterales, así que debe usarse en niños más mayorcitos que ya estén familiarizados con los baños: 3-4 años.
  • Sí permite dejar libres bazos y piernas por lo que podría ser una buena manera de iniciarlos en la natación.

Chalecos:

Más novedosos, los chalecos.

  • Suelen incorporar planchas de corcho que le otorgan la flotabilidad en lugar de ser inflables, lo que los hace más seguros ya que no van a picharse.
  • Otra de sus ventajas es que permite un movimiento libre de manos y pies y por lo tanto podría usarse también en niños más mayores que se inician en el nado.
  • Por último me parece interesante poder agarrar al niño del chaleco para sacarlo del agua en un momento de peligro.
  • Como contrapartida, quizás sea incómodo (caluroso) para tener al niño todo el rato de piscina con el puesto, habría que usarlo solo para entrar en el agua.
  • Debe ser de la talla apropiada ya que si no se subirá hasta la cara del niño siendo incómodo y peligroso.
  • Puede usarse desde los 7-8 meses.

Flotador de cuello:

  • Lo usan desde el inicio, afirman que son seguros, al ser antivuelco, y cómodos.
  • Yo la parte de la comodidad no la tengo muy clara… lo que esta claro es que nace más como dispositivo para un baño tipo “spa de bebes” que para un piscineo y ni hablamos del tema playa. Por ello creo que su utilidad es bastante limitada.

Bañadores son sistema de flotación incorporado:

  • Se trata de añadir al traje de baño tabletas de corcho en forma de cinturón de forma que el niño flote en vertical con las manos y piernas libres.
  • Interesante para niños que empezaran a nadar porque además podemos ir retirando los elementos de flotación progresivamente a medida que el bebé mejore su natación.

Así, en resumen:

  1. Debo elegir el MATERIAL más seguro: parece que de entrada, el corcho es mejor puesto que no va a pincharse
  2. Hay que elegir el dispositivo adecuado a la EDAD de mi bebé: vemos que hay dispositivos que requieren que el niño ya sedes de forma estable
  3. Es necesario que la TALLA sea la adecuada a la envergadura del niño. Si no lo es podría colarse a través de los sistemas de sujeción.
  4. Tener en cuenta si mi hijo está en edad de empezar a aprender a NADAR, en cuyo caso elegiré un dispositivo que le permita mover brazos y piernas.
  5. DÓNDE compro el flotador: yo elegiría una tienda especializada en bebés que me dé garantía de que le material el empleado es adecuado, que me guíe en le proceso de compra y que me permita adquirir un dispositivo seguro y homologado.
  6. SIEMPRE tendrán que estar vigilados, constantemente… NUNCA hay que perder de vista un niño en el agua ni siquiera si lleva puesto su flotador. recordad la regla de 10/20 que hablamos en un post reciente sobre los baños.

¡¡¡Elijan bien y disfruten el verano!!!

Compartir:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  Acepto la política de privacidad

Información básica sobre protección de datos

  • Responsable: Marta Garín Montañez
  • Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios
  • Legitimación: Tu consentimiento
  • Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  • Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
  • Contacto: info@dragarinpediatra.com.
  • Información adicional: Más información en nuestra política de privacidad.