globo animado

BLW, Alimentación guiada por el bebé.

1. Concepto

BLW

Baby led weaning o alimentación guiada por el bebé:uso de alimentos enteros, de formas alargadas y estrechas para que los lactantes puedan cogerlos y llevárselos a la boca. Supone un modo de introducir la alimentación complementaria (AC) mucho más activa por parte del niño que participa de la comida pudiendo interacciones con ella. No es el modelo papilla-pollito de engorde en el que sentamos al niño y le metemos cuchara tras cuchara de un puré sin ue él experimente con la comida ni participe de forma activa.

BLISS

Baby-Led Introduction to SolidS. Lo que persigue esta revisión del BLW y que nace en 2015 es minimiza las posibles carencias nutricionales que pudieran derivarse del BLW y para ello pone especial atención a los alimentos ricos en hierro.

Propone 3 reglas:

1. Siempre tiene que haber un aporte adecuado de energía que obtendremos de los hidratos de carbono o las grasas.

2. Siempre tiene que haber un alimento rico en hierro que proceda de proteína animal o vegetal

3. Siempre tiene que haber una verdura o una fruta.

2. ¿Cuales son las ventajas de este método de introducción de alimentación?

  1. Mucho más fisiológico: el niño participa de la elección de alimentos, los toca, los huele, experimenta con ellos y solo en la fase final los llevara a la boca.
  2. Se adecua a las necesidades reales del niño: En este apartado me refiero especialmente a la CANTIDAD. Aquí no se trata de pasar dos calabacines, una cebolla, media vaca y 2 kilos de arroz e intentar metérselo al pobre cual pollito, aquí el niño comerá a demanda, igual que hizo con el pecho, la cantidad que necesite de un alimento, eso sí, rico en nutrientes porque estará seleccionado por nosotros.
  3. Desarrollo psicomotor: practicarán la psicomotricidad fina al coger los alimentos y llevarlos a la boca.
  4. Gusto y texturas: Aprenderán a tolerar diferentes texturas de modo gradual, sin forzar, y guiados por sus propias apetencias. Ya hablamos de que existe una ventana crítica para la introducción de alimentos sólidos, si hacemos un BLW nuestro hijo estará desde un inicio, tomando ya texturas sólidas y el paso a la comida de adulto será paulatino y mucho más natural.
  5. Destete progresivo de forma natural: los niños eligen cantidad y por tanto serán ellos mismos los que poco a poco disminuirán las tomas de pecho en favor de la alimentación complementaria.
  6. Mayor autonomía: permitimos que el momento de la comida sea lo más autónomo posible, de modo que los niños por encima del año y medio o dos años que han hecho BLW suelen comer solos, sin necesidad de que un progenitor los alimente.
  7. Mejor relación con la comida: la comida forma parte de un aprendizaje gradual y satisfactorio en el que no se le fuerza a ingerir cantidades concretas sí o sí, si no que se respeta su apetito, su madurez y su apetencia.
  8. Podremos comer todos lo mismo; y es que, ahora lo veremos, podríamos hacer todos una dieta muy similar aprovechando de la comida del adulto los alimentos seguros para ofrecerlos al bebé.
  9. Comemos juntos y aprendemos por imitación: Al comer el bebé del mismo modo que nosotros (alimentos enteros) podrá imitar nuestra conducta para mejorar su destreza a la hora de ingerir alimentos.
  10. Libertad: en definitiva libertad para ellos, convirtiéndolos en protagonistas de la alimentación complementaria, mayor autonomía y mayor disfrute de la comida.

3. ¿Cómo se hace?

Lo primero es saber si es SEGURO que mi bebé se inicie en el BLW.

Se requiere:

  • Presentar un interés activo por la comida.
  • Desarrollo psicomotor adecuado
  • La desaparición del reflejo de extrusión (expulsión de alimentos no líquidos con la lengua).
  • Ser capaz de coger comida con la mano y llevarla a la boca.
  • Mantener la postura de sedestación con apoyo.
  • No entretenerlo durante a comida; debe estar atento a ella y a la nueva destreza que está desarrollando

Procedimiento

  • El bebé se sienta a la mesa (en su trona) con la familia en las comidas; hay veces que no podeis porque coméis tardísimo o porque no estáis en casa… en ese caso os aconsejo que nos sentemos con el bebé y también piquemos algo con él para que nos vea alimentarnos y aprenda, por imitación, que es como aprendemos.
  • Se le ofrece la misma comida (sana) que al resto, en trozos de alimentos de consistencia blanda y apropiados a su desarrollo psicomotor (grandes al principio, posteriormente pequeños).
  • El bebé se alimenta por sí solo desde el principio; al comienzo con las manos y posteriormente con cubiertos. Y por favor no tengamos las altísimas expectativas de que nuestro hijo va a lograr comer desde el primer día, porque NO, no suele ocurrir. La primeras veces toquetean el alimento, lo machacan, lo lanzan… luego pasan a olerlo y finalmente lo introducen en la boca. Esto es nuevo, dejemos que experimenten y decidan. No olvidemos que esto se llama alimentación COMPLEMENTARIA, no única, y que tenemos la lactancia para seguir nutriendo al bebé en este camino.
  •  A partir del momento en que se inicia el BLW el aporte de leche (materna o artificial) continúa siendo a demanda, sin relación con los momentos familiares de la comida. Es decir, la alimentación complementaria NO SUSTITUYE a la lactancia que continuará siendo a demanda; es cierto que a medida que crezca el bebé la lactancia podrá ir siendo desplazada paulatinamente por la AC.

BLW adaptado a mi familia

Como todo, a este método también le salen dogmáticos y puristas. La gente más papista qu ele papa que trata de convertir algo que de entrada parece una ventaja y una libertad en una imposición y un grupo VIP en el que o lo haces así, bien, como lo digo yo, o estás fuera y no eres bienvenida. Y no; esto no es así. Igual que cuando hablamos de lactancia materna reconocimos muchos modos de lactar en función de las necesidades de las madres y los bebés, también en esto habrá muchos modos de hacer el BLW, y no, no van a echarnos de la escuela de buenasmadresmodernasbohochic por no hacer un BLW puro.

Con esto quiero decir, que muchas de nosotras no estamos en todas las comidas del bebé y con frecuencia otra persona tiene que asistirlos en esos momentos, y muy probablemente esa persona no quiera (tenga miedo) hacer el BLW y entonces tengamos que ofrecer alimentos triturados, o a veces sí estamos pero no tenemos el tiempo de ofrecer esa comida y entonces recurrimos a una parte semitriturada y otra que sí puede agarrar, o bien es cuando salimos de casa y los exponemos a reuniones familiares cuando huimos del alimento entero, por no aguantar discursos de miedo y destrucción del público… Todo me parece válido siempre que lo hagamos con una adecuada seguridad. Y quizás la mayoría podamos acceder al BLW después de hacer pequeños cambios.

4. Riesgos

  • Malnutrición: Por déficit calórico al ingerir poca cantidad. Se ha visto ue esta dificultad puede salvarse ofreciendo alimentos adecuados y además puesto que el bebé sigue tomando lactancia hasta que el destete ya sea de biberón o teta se produzca de forma natural, no va a haber problemas nutricionales. Ahora, recordemos, debemos no retrasar esta AC más allá de los 7 meses tal como recoge el documento de la AEP.
  • Déficit de hierro, zinc y B12. En un primer momento se pensó que al comer el niño poca cantidad podría presentar carencias nutricionales, sin embargo y después de 2015 momento en que con el BLISS tratamos de hacer hincapié en la necesidad de los alimentos ricos en hierro, se ha visto que si ofrecemos los alimentos adecuados
  • Atragantamiento: A priori parecía que podría haber más atragantamientos en el grupo de niños alimentados de este modo pero lo cierto es que si se instruye  los padres en cómo realizar este método, qué signos de madurez debe presentar su hijo y qué alimentos no ofrecer por riesgo alto de atragantamiento no se han observado más atragantamientos en el grupo de BLW respecto al de triturados. Eso sí, hay que diferenciar entre atragantamiento y arcadas con vómito. Y es que sí, evidentemente, en inicio hay más arcadas y más vómitos en los niños que hacen BLW pero sin embrago, después de los primeros meses de entrenamiento se ha observado que el grupo de BLW tiene muchos menos episodios de estos que los que han realizado una alimentación triturada.

La alimentación con los dedos, a partir de los seis meses, sin que el alimento sea colocado en la boca del niño, con este en una adecuada posición (sentado, con la espalda recta), bajo la vigilancia y control de un adulto y con adiestramiento de la familia en qué alimentos no deben ser ofertados, podría permitir disponer de las posibles ventajas de esta técnica sin aumentar el riesgo de sofocación. (Evidencias en Pediatría)

5. Iniciándonos en el BLW

Alimentos NO SEGUROS

Hemos hablado de la necesidad de dar alimento seguros; bien, pues veamos que alimentos no son seguros:

Se debe evitar cualquier alimento duro, redondeado, de superficie resbaladiza porque podría broncoaspirarse. Podéis leer sobre sofocaciones en el post de atragantamientos

  • Frutos secos enteros; pulverizados son una buena fuente calórica y de calcio.
  • Caramelos duros
  • Gominolas
  • Chicles
  • Salchichas
  • Jamón
  • Guisantes
  • Habas baby
  • Tomates cherry
  • Maíz
  • Frutas: uvas, granada, cerezas, aceitunas enteras, pasas, arándanos, cerezas…
  • Palomitas de maíz
  • Zanahoria cruda
  • Apio crudo
  • Manzana
  • Persimon
  • Manzana cruda
  • Patatas de bolsa, galletas de arroz o de maíz.

 

Alimentos ricos en HIERRO

Hablemos de alimentos ricos en hierro y calóricos, puestos que sabemos que puede que las cantidades que ingieran no sean altas y debemos garantizar un buen aporte calórico y férrico.

  • Carne (en formas trituradas y bien cocidas: albóndiga, hamburguesa,…)
  • Pescado: a excepción de los que ya comentamos en el post sobre las nuevas recomendaciones de la AESAN.
  • Huevo (bien cocido)
  • Legumbres
  • Cereales
  • Frutas y verdura más calóricas: plátano, aguacate, calabaza, patata…
Extraído de:http://www.maminatura.com/blog/es/alimentos-ricos-en-hierro/

 

¿Qué ofrecer?

Os dejo una lista de alimentos fáciles para iniciarse en BLW:

  • Aguacate
  • Mango
  • Manzana cocida
  • Zanahoria cocida
  • Calabacín cocido
  • Calabaza cocida
  • Pan tostado
  • Hummus
  • Bolitas de arroz (Las hacemos aplastadas)
  • Bolitas de zanahoria (Las aplastamos para que no tengan forma redonda)
  • Podéis hacer muffins de verduras; por ejemplo calabacín, calabaza o espinacas.

 

Si puedo aplastar fácilmente el alimento con mis dedos puedo ofrecerlo al bebé

¿Qué orden debo seguir?

Os redirijo a las entradas  sobre AC1 y 2 donde os cuento que alimentos NO pueden darse y que fuera de esos practcamnet podrán comer de todo.

¿Cómo presentar los alimentos?

  • Cortados longitudinalmente para que puedan agarrarlo.
  • Ofrecer diariamente comidas ricas en hierro, así como alimentos energéticos.
  • Debemos ofrecer el alimento en múltiples ocasiones antes de desecharlo porque lo rechaza. Se calcula que para que un niño acabe comiendo el alimento que se le ofrece a veces precisa hasta 10-15 exposiciones al mismo.
  • Integrar al bebé en las comidas familiares y no dejarle jamás comiendo solo.
  • Prestar atención a las señales de hambre del bebé, y atenderlas en la mayor brevedad posible.
  • Mientras esté comiendo, debe evitarse cualquier elemento de distracción para el bebé, como pantallas, juguetes…
  • Cuando el bebé esté enfermo, ofrecer alimentos blanditos y muy fáciles de manipular e ingerir.
  • No introducirle alimento en la boca, es el bebé el que debe cogerlo y llevarlo a la boca
  • No entrar en pánico si nos parece que come poco
  • A veces se recomienda ofrecer LM o LA antes de las comidas por si el bebe llegase muy ansioso a la hora de la misma calmarlo para que después pueda iniciar la comida de los alimentos no triturados con calma, peor esto dependería de cada niño.

6. ¿Y si se atraganta?

Pues de nuevo os insto a entender la diferencia entre atragantarse y tener una arcada. Lo que sí ocurrirá en múltiples ocasiones es que se introducirán trozos grandes, o más d aun trozo y entonces tendrán un reflejo nauseoso y nos parecerá que van a vomitar. Hay que dejarlos y ver cómo lo gestionan. Suelen introducir los dedos y sacar el trozo o a veces vomitan, y es normal. Cuando la comida vá a vía aérea lo que ocurre es que se inicia una tos violenta para tratar de expulsarla y entonces hay que animarlos a toser. Hay quien prefiere, cuando inicia un BLW hacer un curso de primeros auxilios en niños pero como hemos visto no hay más riesgo de asfixia en los niños alimentados de este modo que en los que comen triturados. No está de más conocer la maniobra de Heimlich en niños menores de 12 meses. 

7. ¿Por qué mi pediatra no me lo recomienda?

Se ha realizado un estudio recogiendo mediante encuestas el modo en que los pediatras realizan al introducción de la AC y respecto al BLW se ha visto que:

  • Un 79% conoce el BLW, pero solo lo recomienda sistemáticamente un 6,6% de los pediatras, y un 45% lo recomienda a veces.
  • Los motivos para no recomendarlo incluye: falta de información (67%), escasa evidencia (10%), miedo al atragantamiento (10%), escaso aporte energético (5%), y riesgo de ferropenia (1,4%). Motivos todos estos que ya hemos rebatido con artículos científicos.
  • Un 20-35% de los Pediatras no tiene experiencia en BLW.

El estudio concluye;

La técnica de AC más usada sigue siendo en nuestro medio la tradicional de puré con cuchara, incluso con biberón. Cada vez son más los pediatras que conocen la técnica del BWL, pero pocos los que se sienten preparados para aconsejarla siempre. El pediatra necesita adquirir mayores conocimientos sobre este método, su fundamento, beneficios y riesgos a fin de poder recomendar con mejor preparación una u otra práctica de AC. Para ello se requiere mayor evidencia sobre la seguridad y peligro de este método y sobre el impacto que puede tener en el desarrollo y crecimiento del niño.

Los pediatras utilizan diferentes hojas de recomendaciones sobre AC, lo que puede crear confusión entre los padres. Sería oportuno, teniendo en cuenta la actual publicación científica, crear una hoja de recomendaciones única sobre la AC para la Pediatría de Atención Primaria.

 

Compartir:

2 Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  Acepto la política de privacidad

Información básica sobre protección de datos

  • Responsable: Marta Garín Montañez
  • Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios
  • Legitimación: Tu consentimiento
  • Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  • Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
  • Contacto: info@dragarinpediatra.com.
  • Información adicional: Más información en nuestra política de privacidad.