globo animado

Fiebre

 

¡¡¡¡¡¡¡Ay dios mio tiene fiebreeeee!!!!!!

Y aquí tembláis porque no os explicaron que la fiebre es un mecanismo de defensa, un arma más.

Fisiología de la termoregulación:

El Hipotálamo es una estructura que forma parte de nuestro cerebro y que se encarga, entre otras labores, de mantener al organismo a una temperatura constante en torno a 37º que es la temperatura óptima para el funcionamiento de todas las estructuras corporales.

La febrícula se define como el aumento de temperatura por encima de los 37.5ºC y la fiebre como el incremento de temperatura por encima de los 38°C medida en un lactante a nivel rectal. Así que grabémonos a fuego que la fiebre es la temperatura que supera los 38º (es cierto a que nivel axilar podría considerarse 37.6º como fiebre, pero a fechemos prácticos hablaremos de fiebre como una temperatura superior a 38º).

No vale que sigáis diciendo, “Para mi 37º es fiebre», “Mi hija es que es de temperatura baja»,.. La fiebre tiene su definición, y no podemos obviarla, es como si me dijeseis, “ Es que yo a esto le llamo verano” “Ya señora, pero es diciembre, por definición estamos en invierno” Pues eso.

No existe una escala independiente para tí o tu hijo. La fiebre es una temperatura superior a los 38º.

Cuando llega un invasor se liberan una serie de mediadores (mensajeros químicos) y el hipotálamo recibe la orden de reajustar la temperatura por lo que sube el termostato. Además ocurren cambios a otros niveles, como por ejemplo la vasoconstricción inicial (los vasos disminuyen su calibre para evitar pérdida de calor) que les da a los niños una coloración fea, azulada, los escalofríos (que buscan también un ascenso térmico) y la sensación de frío que les lleva  a pedir abrigo… Posteriormente, cuando se alcanza la nueva temperatura diana, se inicia la sensación de calor, se vasodilatación (vuelve el color a los niños que sonrosan las mejillas) y tienden a desabrigarse.

Cuando los mediadores químicos desaparecen del torrente sanguíneo de nuevo el hipotálamo recibe la orden de mantener la temperatura constante a 37º y la fiebre desciende.

 

¿Por qué la fiebre es beneficiosa?

Lo es mediante 3 mecanismos distintos:

  1. Inhibe la proliferación de los microorganismo: se ha visto que los malos se replican preferentemente por debajo de 37º, subiendo la temperatura inhibiremos el crecimiento microbiano
  2. Se estimula la producción de inmunoglobulinas (Células defensivas) que forman parte del primer ataque al bicho (para saber más podéis leer mi post sobre el sistema inmune)
  3. In vitro (en laboratorio) se ha demostrado que el ascenso de la temperatura por encima de 37º permite a los antibióticos ejercer mejor su función.

¿Por qué ocurren picos febriles?

La fiebre baja y vuelve a ascender pues el patógeno (el virus, la bacteria, el bicho en cuestión) sigue presente y periódicamente hay una suelta de mediadores a la sangre que estimula de nuevo el proceso febril.

La fiebre más frecuente suele ser 38-39º de predominio vespertino (mas por la tarde-noche), que cede con antitérmicos y en la que el niño conserva un aceptable estado general entre los picos febriles. Una temperatura superior a 40º debe ser motivo de consulta prioritaria. De ahí que siempre preguntemos que temperatura máxima alcanza. 

O sea que no hace falta que a la pregunta cada cuánto le sube la fiebre me respondas “Es que siempre tiene fiebre, cada vez que le toca el dalsy tiene fiebre…” y es que  sabemos que los picos febriles se sucederán mientras dure el cuadro. Esa frecuencia por la que preguntamos nos sirve para darnos una idea de la gravedad del cuadro, ya que tienden a ser más frecuentes (cada 3-4h) las primeras 48h de cualquier cuadro viral y a espaciarse (cada 6-8h) a partir del tercer día, con lo cual es evidente que ocurre una mejoría. Del mismo modo, si un tercer día tienes una fiebre más frecuente que al inicio es motivo de reconsulta porque puede ser el signo de un empeoramiento del cuadro infeccioso. De ahí que siempre preguntemos la frecuencia de los picos febriles.

Así que que nadie se ofenda cuando estamos historiando al paciente, tenemos que preguntar porque es la única manera de obtener información que no es muy valiosa, y es que, aunque parezca difícil de creer, un padre se me ofendió porque “Lo estaba sometiendo a un interrogatorio”… ya, es que me preocupo por su hijo.

Tomar la temperatura

¿Qué usar?

  • Termómetro digital: Consejo, que sea rápido y de punta flexible.
  • Nada de termómetros de frente u oídos porque no son nada fiables. Probadlos y daos cuenta de que si disparas 3 veces tienes 3 temperaturas distintas… ¿Y ahora qué? ¿Hacemos la media?¿ La mediana?

Temperatura normal

La temperatura corporal normal oscila entre 36º y 37,4º ; hay ciertas variaciones en estos valores en función del lugar del organismo en el que se mida:

  • Axila: 36,2º-37.2º
  • Boca: 36,8º-37.8º
  • Recto: 37,2º-38º

Así, debemos recordar que la diferencia entre la temperatura medida en el recto y la medida en la axila puede ser de 0.5-1º, siendo mayor la del recto.

La temperatura corporal sigue un ritmo circadiano constante, que se mantiene incluso en situaciones de enfermedad: aumenta desde un mínimo de 36º de madrugada hasta un máximo de casi 37,5 º por la tarde, para volver a bajar de noche. Y esto es NORMAL.

Por eso, a efectos prácticos y sabiendo que 37.5º podría ser normal muchas veces nos referimos a temperaturas entres 37.5º y 38º (axilar) como febrícula y superiores a 38º como fiebre.

Dónde medir la temperatura

Usaremos preferentemente el recto para medir la temperatura en lactantes porque estos aun no regulan bien en zonas distales (mirad que los bebés pequeñitos a menudo mantienen siempre manos y pies frío) y es más fiable, puesto que se deja menos influir por la temperatura ambiente (y es que nuestra piel no está  a la misma temperatura un 8 de agosto que un 15 de febrero) y es más constante la temperatura medida a nivel rectal.

¿Qué hacer?

Pues se ha realizado un estudio atendiendo a qué recomendaban los pediatras ante la fiebre y se ha visto que:

  • A pesar de las controversias que plantean y de la baja evidencia de su efectividad, las medidas físicas son aconsejadas por una amplia mayoría. Y ya leeréis más abajo que no deberían usarse salvo que aumentasen el confort del niño.
  • En referencia al uso de antitérmicos, aconsejan paracetamol en primer lugar sin embargo se constata un consumo  igual o mayor de ibuprofeno. Sí, el apiretal debe ser de elección, en general.
  • Un elevado porcentaje aconseja la alternancia de antitérmicos en casos seleccionados  aun siendo esta una práctica controvertida. Recordaos que en general no se debe salvo que el estado general del niño sea malo y tengamos que medicarlo.
  • A la hora de aconsejar antitérmicos según el grado de temperatura, hay disparidad en el empleo de los mismos y los aconsejan a partir de 38º axilar y 38,5º en el recto. Pero repetimos, es el estado general del niño el que marcará la necesidad de antitérmicos. 
  • Solo tres encuestados plantean el estado general del niño como criterio para administrar antitérmico. Cuando sabemos que es lo más importante.

Padres, intentemos no entrar en pánico recordemos que:

Padres, intentemos no entrar en pánico recordemos que:

  • La fiebre es muy frecuente sobretodo entre los 3 meses y los tres años de vida y a menudo antecede al resto de síntomas por lo que es posible que si acudís muy pronto a urgencias o a consulta por fiebre el foco aun no esté claro y sea unas horas después cuando empiece el catarro.
  • En un menor de 6 meses os aconsejo acudir cuanto antes; si es menos de 3 meses es obligado acudir a urgencias para su valoración.
  • Si la temperatura supera los 40º prefiero que os valoren 
  • Si tenéis una fiebre que ha regresado tras 24-48h afebril prefiero que os valore vuestro pediatra de nuevo
  • Si vuestro hijo ya es mayor de un año, está con buen estado general y acaba de darle fiebre ahora mismo que baja bien con el antitérmicos… calma.. esperad un poco para acudir a urgencias porque es posible que el pediatra tampoco vea nada.
  • La fiebre se sucederá en picos más o menos frecuentes y por supuesto durará varios días, habitualmente entre 3 y 5, bajará con el antitérmico y después subirá de nuevo.
  • Si vuestro hijo ya mayor de 6 meses, con buen estado general, sigue con fiebre después de 48h os aconsejo que os valore vuestros pediatra. A mí me gusta ver a mis pacientes, a las 24h-48h, al 4º día y al 6º si siguen teniendo fiebre. Es decir, podré veros y deciros, “Es normal, tranquilos”, pero para eso, evidentemente os revalúo con frecuencia, ya que me corresponde  a mí como médico decidir si hay que hacer algo distinto o simplemente esperar. 

El otro día me decía Vanessa (mi fantástica auxiliar en consulta) que una madre había llamado porque su hijo tenía fiebre pero que le había dicho que si yo le iba  a indicar paracetamol si fiebre y nada más, que para eso no iba… Os imagináis mi cara y mi fuego intennnno. Para poder decir paracetamol y nada más hay que saber mucha medicina, y es que me oiréis decir muchas veces, que hay que saber más para no hacer que para hacer… Qué fácil sería ponerle un antihistamínico, un mucolítico  un corticoide y un antibiótico de amplio espectro a cada fiebre ¿Verdad? con semejante arsenal ni uno se complica… Para poder deciros, tranquilos, seguid como hasta ahora y nos vemos en dos días, para eso, hay que haber hecho una buena historia del paciente, una buena exploración, un buen diagnóstico y molestarnos en valorar al paciente las veces que creamos necesarias durante el tiempo que dure el proceso. Y es que ¿Cuántos de mis pacientes han recibido una llamada durante el fin de semana, o el día de navidad, o en semana santa para ver cómo evolucionaba la fiebre? No sobremedicar obliga a un seguimiento estrecho del niño, mucho más trabajo y más seguridad en mí misma que si el primer día os cascase el kit matatodo.

Si vuestro hijo ya es mayor de un año, está con buen estado general y acaba de darle fiebre ahora mismo que baja bien con el antitérticos… calma.. esperad un poco para acudir a urgencias porque es posible que el pediatra tampoco vea nada.

Y muchas veces me preguntan después de explicar que es un resfriado común, que es una viriasis..

«Entonces la fiebre de qué es?»

¡Y es que los virus dan fiebre! no es necesario tener una bacteria para que la temperatura suba.

Espero que entender qué es la temperatura normal, por qué aparece la fiebre y que la alarma más que depender de la temperatura depende del estado general del niño, estéis más tranquilos para enfrentar el próximo cuadro febril

¡Un abrazo a todos!

 

Podéis leer más acerca de la fiebre en el post sobre temperatura y antitérmicos 
Compartir:

3 Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  Acepto la política de privacidad

Información básica sobre protección de datos

  • Responsable: Marta Garín Montañez
  • Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios
  • Legitimación: Tu consentimiento
  • Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  • Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
  • Contacto: info@dragarinpediatra.com.
  • Información adicional: Más información en nuestra política de privacidad.