globo animado

Temperatura y antitérmicos

Ilustración preciosa, como todo lo que hace, de @vireta.

Ya hablamos en el post de la fiebre sobre qué es la fiebre, cuál es la temperatura normal, cómo y donde medir la temperatura… hoy vamos a centrarnos en el tratamiento de la fiebre:

¿Es necesario tratar la fiebre?

Como vimos en el post sobre la fiebre este aumento de temperatura no es más que una respuesta de nuestro sistema central a diferentes mediadores que liberan los microorganismos al torrente sanguíneo y que persigue matar al invasor por medio de distintos mecanismos (si queréis repasar el tema acudid a la entrada sobre fiebre). De esta forma recordaremos que la fiebre no es dañina para el organismo (Hablamos de temperaturas inferiores a 41.42º), ya que generalmente se tolera bien y carece de consecuencias a largo plazo.

Así que primera conclusión: No siempre hay que medicar una fiebre

La decisión de administrar o no un antitérmico dependerá del estado general del niño. Ejemplo vivo que traéis a urgencias un segundo exactamente después del primer pico febril (sois como FLASH): Niño de 2 años, jugando en sala de espera, cantando “Soy una taza, una tetera…”, que entra en consulta y se sube mil veces al peso, me pide un dibujo nada más verme y que tiene 38.3º axilar. No hace falta medicar y evidentemente desde luego, no hacía falta correr a urgencias. Es decir, si tenemos a u niño jugando con una temperatura axilar de fiebre no tengo por qué medicar, puedo esperar y ver si en 15-30 min la temperatura sigue subiendo y el se encuentra pero (entonces medico) o si bien se mantiene estable o baja.

Sin embargo, si me traéis un adolescente (que ya son sufridores por naturaleza) con 37.6º axilar, quejoso, con cefalea, triste, dolorido… medicad por favor, medicad.

Vale, he decidido medicar; ¿Qué puedo emplear?

¿Qué opciones tengo?

  • Básicamente, en los niños, tendremos 3 antitérmicos: Paracetamol, Metamizol e ibuprofeno.
  • Los tres bajan la temperatura, los tres disminuyen el dolor (analgésicos), solo el ibuprofeno es, además, antiinflamatorio (baja la inflamación)
  • Diferentes estudios han demostrado una eficacia similar entre el paracetamol y el ibuprofeno para el descenso de la temperatura en los niños con fiebre, salvo en mayores de 5 años, en los que algunos trabajos demuestran que el ibuprofeno tiene una mayor eficacia.

¿Cómo administrarlos?

  • Vía oral: Es la más utilizada y además la más fiable, ya que la absorción se produce mejor.
  • Vía rectal: dada su absorción más errática y su mayor incomodidad para el paciente, suele usarse bastante menos. En algunos niños es de elección porque no toleran la vía oral (son como un gremlim mojado y darles el jarabito es una labor de alto riesgo)
  • Vía intravenosa: se reserva a pacientes que están ingresados en hospital y tiene ya un acceso intravenoso para administración de sueroterapia u otra medicación.

Paños fríos, baños tibios y otras torturas

Estas “torturas” se llaman “Medidas físicas” y se han usado tradicionalmente para ayudar al descenso de la temperatura, pero como ya vimos en el post de la fiebre:

  • La fiebre no es mi enemiga,
  • El termostato del cuerpo controlado por el hipotálamo es un mecanismo complejo que traerá de restablecer la temperatura normal,
  • Los antitérmicos ya nombrados ayudarán al descenso de la temperatura.

De este modo, os insisto en que si ya habéis medicado esperéis. No deseo un descenso de 2-3 grados en una hora, no, el termostato irá adaptándose poco a poco y los cambios bruscos de temperatura podrían propiciar convulsiones febriles ne niñossuceptibles con más probabilidad si forzamos estas bajadas. Además, claro, de la tortura que supone coger a un nilo de 18 meses febril y meterlo en una bañera más bien fría o luchar con él para ponerle paños mojados en la frente.

¿Qué dicen los estudios?

No encuentra suficientes datos para demostrar o refutar que estos métodos sean efectivos, por si solos, para normalizar la temperatura, aunque señala que el lavado con una esponja húmeda junto con paracetamol consiguió mejores efectos antipiréticos que el medicamento solo.

En otra RS compararan distinto tratamientos para reducir la fiebre y las recomendaciones para la práctica estableciendo que la evidencia no apoya el uso rutinario de la esponja húmeda para reducir la fiebre, aunque puede aumentar el confort.

Sí se recomienda, lógicamente, desabrigar cuando tienen fiebre… a veces los traéis febriles con un pijama Siberiano y envuelto en una manta de pelo de yeti…

 

Y atendiendo los niños, ¿Qué es lo mejor?

En medicina hay un principio: «Primun non nocere»; lo primero es no hacer daño, y traducido a lenguaje callejero, “No me puteeis al chaval».

  • El propósito principal de cualquier intervención es aumentar el grado de confort del niño. Por ello no vamos a poner en marcha ninguna medida que los haga llorar, gritar, patalear…
  • Las intervenciones que se realicen deben favorecer las respuestas fisiológicas del cuerpo, por ejemplo, fomentar la ingesta de líquidos y retirar las prendas en exceso o superpuestas (No os imagináis la cantidad de veces que lo traéis “ardiendo en fiebre “ (palabras de madre) y con un pijama polar, un plumón y envuelto en una manta)
  • El estudio no apoya la aplicación rutinaria de la técnica de la esponja para la bajada de la fiebre. 
  • Esta revisión indica que la ansiedad de los padres puede verse aliviada si se les da la oportunidad de bañar al hijo, si disfruta del mismo y no muestra signos de incomodidad (Pero ojo, si el niño quiere y disfruta, para calmar al padre NO, mis pacientes son ellos, no vosotros, mi labor es mirar por ellos principalmente asi que yo no estoy aquí para que tú calmens tu ansiedad a costa de la incomodidad o el sobrecarta,iengo d etu hijo)

En resumen

  • Tratamos solo la fiebre que es incómoda para el niño; si tengo 38.3º axilar y estoy saltando, podemos esperar
  • De elección paracetamol
  • En fiebres que no ceden podemos usar metamizol de rescate
  • En general nada de medidas físicas salvo que al niño le relajen
  • En niños que no toleran la vía oral paracetamol en supositorio

 

 

Compartir:

3 Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  Acepto la política de privacidad

Información básica sobre protección de datos

  • Responsable: Marta Garín Montañez
  • Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios
  • Legitimación: Tu consentimiento
  • Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  • Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
  • Contacto: info@dragarinpediatra.com.
  • Información adicional: Más información en nuestra política de privacidad.