globo animado

El primer baño del bebé

En cuidados también se investiga

En crianza habrá mil corrientes distintas, corrientes que serán defensoras a ultranza de la lactancia materna prolongada, el BLW y el colecho, otras que por el contrario defenderán la alimentación complementaria pasada, el destete por encima de los 6 meses o la independencia al dormir desde el inicio.

La verdad, como siempre, no existe. Nada es blanco o negro, si bien habrá argumentos más o menos fundados, así no creo que nadie hoy e día discuta que la dieta preferente (siempre que sea posible) para un bebé los primeros 6m es al teta, que el niño debe viajar en una silla especial en el coche y que hoy en día, y de acuerdo con la evidencia, el bebé no debe dormir boca abajo. Pero todo esto, efectivamente, ha evolucionado. Y es que a menudo me decís “ Es que siempre ha sido así, y no pasaba nada”, pero pensad que menos mal que se sigue investigando cada día y se mejoran no solo tratamientos, si no también temas relacionados con la crianza.

Y así, con investigación, es como llegamos a la conclusión de que lo ideal es no bañar al bebé en sus primeras 24-72h. La OMS de hecho aconseja no bañar nunca dentro del primer día de vida. Y sí, eso hará que a muchos os estalle la cabeza porque a veces se nos vende este primer baño como necesario e incluso beneficioso, pero no, no lo es

¿Por qué no debo bañar a mi bebé los primeros días?

La vernix caseosa

Para explicar por qué no debemos bañar al bebé en sus primeras 24h de vida (estás, si podemos retrasarlo hasta 72h sería aún mejor) debemos hablar antes de qué es la vernix caseosa.

Si habéis visto algún recién nacido antes de pasar por chapa y pintura, ponerle gorro, body y manoplas y perfumarlo a tope, sabréis que suelen nacer hinchados, rojizos y muchos de ellos con gran cantidad de una especie de manteca blanca cubriéndoles el cuerpo. Pues bien, eso es la vernix caseosa.

 

La vernix caseosa es una biopelícula hecha de restos de piel y secreciones de las glándulas sebáceas del bebé que va a actuar como protección natural. Está compuesta en un 80% de agua, un 10% de lípidos y un 10% de proteínas.

Esta película protectora ayuda al bebé de diversas maneras:

  1. Permite la termoregulación: esto es que les permite mantener una temperatura más o menos constante, cosa que a veces no es sencilla para los recién nacidos.
  2. Actúa como escudo antibacteriano, y es que esta barrera mantiene a raya a los posibles agresores externos.
  3. Mantiene la hidratación de la piel: Aporta hidratación a la piel del recién nacido que es frágil y va a secarse en los primeros días al encontrarse fuera de una ambiente líquido
  4. Actúa como reparadora de heridas.
  5. Fortalece el vínculo con la madre. Esto es algo muy animal que ocurre en los primeros días de vida. Si habéis sido madres reconoceréis que hay mucho de instinto en parir, en la fuerza, en el dolor, en la manera en la que agarras a tu hijo, en el celo con que lo guardas de todo… y también parece que el olor de nuestras crías favorecen el vínculo con ellas. La vernix también atrapa ese olor y lo mantiene y se ha visto que fortalece la unión con la madre y favorece el éxito de la lactancia materna... ¿Cómo te quedas?

Otras razones

  • Tu bebé no está sucio, y si lo está, puedes limpiar solo las zonas que lo precisan tratando de respetar el resto
  • Lo ideal es que ese primer baño se lo den sus papás, o su mamá, o su mamá y su abuela o quien quiera que cuide y ame a ese bebé
  • Lo tradicionales baños en hospital están muy alejados de ser baños plácidos y tranquilos.Os recomendamos baño calentito, por inmersión en bañera, con movimientos suaves… muy lejos del duchazo que suele darse en los centros hospitalarios.

Si queréis leer más sobre este tema podéis hacerlo aquí.

Mi primer baño de verdad

  • En mi casa, con mis papás.
  • Ambiente relajado, temperatura de agua 34-37º (No os volvais locos,la que os resulte agradable al tacto)
  • Sujetamos al bebé la espalda y la cabecita y sumergimos su cuerpo en el agua de la bañerita.
  • Lavamos de arriba hacia abajo.
  • Especial atención en zonas que sí estén sucias.
  • Le hablamos bajito, lo movemos con suavidad. Es más una caricia que un “fregao”.
  • No hace falta usar jabón a diario.
  • No hace falta bañarlo a diario (aunque si no hay problemas de piel podemos hacerlo)

Así que, en general, evitemos el baño SIEMPRE las primeras 24h y si nos vemos capaces de luchar contra todos los comentarios que se generarán, hasta 72h. Es muy posible que si seguimos investigando en la vernix y su poder el baño se recomiendo incluso por encima de la semana de vida… Pero si aquí, en España, en Andalucía eres capaz de al menos aguantar esas primeras 24h: ¡Enhorabuena!

 

Compartir:

1 Comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  Acepto la política de privacidad

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Información básica sobre protección de datos

  • Responsable: Marta Garín Montañez
  • Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios
  • Legitimación: Tu consentimiento
  • Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  • Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
  • Contacto: info@dragarinpediatra.com.
  • Información adicional: Más información en nuestra política de privacidad.